El rechazo intenso a la hora de cortarse el pelo en los niños con TEA es uno de los miedos más comunes. En muchos casos los niños muestran manifestaciones de ansiedad tan extremas (gritos, lloros, conductas de escape…) que resulta imposible cortarles el pelo.

Para poder prevenir y adaptar el entorno a las necesidades y características del niño/a, en primer lugar, hay que hacer un trabajo de observación detallada para determinar aquellos estímulos que provocan malestar. Posteriormente se propone un programa de desensibilización sistemática, realizando aproximaciones al objeto temido de forma gradual, desde el que menos ansiedad le provoca, hasta llegar al que más.

Es importante realizar cada uno de los pasos poco a poco, haciendo de la experiencia una situación agradable y atractiva, a través del juego y utilizando reforzadores que sean motivadores para el niño

Todos estos aspectos se han trabajado previamente en la asociación con uno de nuestros niños que presentaba esta dificultad, para una posteriormente generalizarlo en un entorno natural como es la peluquería.

Isabel Cabrera Galiano y Ángela López Caño, Psicólogas de la Asociación Provincial de Autismo Jaén “Juan Martos Pérez”.